Son 11 los socios de esta organización acreditados como productores orgánicos.

Buena noticia. El 5 de febrero de los corrientes, los socios de la Cooperativa Agraria de Servicios del Valle Santa Lacramarca vieron el fruto de su esfuerzo reflejado en el certificado orgánico que recibieron de la empresa Control Unión, convirtiéndolos en los primeros productores de maracuyá orgánico de la zona.

Con esta certificación son 11 productores que tienen la oportunidad de vender su producto a un mercado de exportación y a un precio mayor en comparación al precio del producto convencional (manejado con fertilizantes y pesticidas sintéticos).

En total son 31 hectáreas de maracuyá orgánico, distribuidas en Cascajal Izquierdo, La Mora, Santa Rosa, Cahuide, Santa Elisa y parte de Lacramarca Baja.
Este cambio no fue fácil, tan es así que de los 30 socios de la organización, inicialmente incursionaron en este proyecto 16 y solo quedaron 11 quienes se mantuvieron firmes hasta el final y obtuvieron la certificación.

“El cambio no fue fácil, estábamos acostumbrados y se nos hacía más fácil juntar el dinerito, íbamos a la agrícola y en cuestión de horas estaba controlado una plaga o hierba, a diferencia de lo orgánico que un campo necesita más mano de obra, tuvimos que poner señales, servicios higiénicos y hasta el mismo personal tiene que cumplir algunas reglas”, manifestó José Bacilio Meregildo, presidente de la Cooperativa Agraria de Servicios del Valle Santa Lacramarca.

Para esta campaña se tiene proyectado cosechar 900 toneladas de la llamada fruta de la pasión, las cuales serán vendidas a la empresa Quicornac a S/ 2.00 el kilogramo.

Así mismo, Bacilio Meregildo mostró su alegría al haber logrado la certificación. “Estamos realmente contentos de haber logrado este objetivo, creemos que es un gran logro. Ahora la meta es cuidar este trabajo ya que recién es un punto de partida para involucrarnos en los demás cultivos y hacerlos orgánicos como, por ejemplo, la palta”, expresó.

(Redacción El Ferrol)


Sidebar In

Sidebar 1