Ministerio intensificará fiscalización en desembarcaderos del litoral.

Tras diversos operativos inopinados en Áncash, Ica, Lima, La Libertad y Lambayeque, la Dirección General de Supervisión y Fiscalización del Ministerio de la Producción (Produce) incautó 70 mil 990 kilos de jurel, caballa y bonito, en talla juvenil.

Produce recordó que extraer recursos pesqueros en tallas menores perjudica la reproducción de las especies, causando un grave perjuicio. Por ello, este sector viene intensificando su labor con el objetivo de disuadir estas actividades ilegales.

Los infractores recibieron reportes de ocurrencia dando inicio a los procesos sancionadores correspondientes.

En los operativos se contó con el apoyo de efectivos de la Policía Nacional del Perú, Policía Nacional de Turismo y Medio Ambiente y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

De otro lado, los inspectores del Ministerio de la Producción confiscaron 65 ejemplares de pez vela y un merlín.

Precisamente, se encuentra prohibida la extracción, comercialización y venta, bajo cualquier modalidad de las mencionadas especies.

Así se incautaron a la cámara frigorífica con placa D1Z-703, la cifra de 64 ejemplares de merlín en un operativo realizado en la carretera Panamericana Norte kilómetro 42 en Ancón.

(Con datos de Andina)

Panorama en la pesca industrial no es alentador, reafirma último análisis del Imarpe.

EL panorama en la pesca de anchoveta es negro. El Instituto del Mar del Perú (Imarpe) advirtió que a causa del fenómeno “El Niño”, la temperatura del mar se ha intensificado y en las 30 millas ya alcanzó los 21 grados centígrados, una condición climatológica que amenaza con avanzar hasta cerca de la costa, donde actualmente se encuentra el recurso ictiológico.

El dirigente del Sindicato de Pescadores de Chimbote y Anexos, Javier Castro Zavaleta, recibió esta información del ente científico y dijo que la situación no es nada alentadora para la pesca industrial. Más si a esto se le suma que las descargas de anchoveta han registrado una alta incidencia de juveniles.

En diálogo con El Ferrol, Castro precisó que el calentamiento de las aguas ha provocado que la anchoveta busque mejores condiciones y se aproxime cada vez más a la costa, aunque por ahora se encuentra fuera de las cinco millas.

Sin embargo, si las aguas calientes se acercan más a la costa, la biomasa acabará emigrando hacia el sur. “Imarpe ha señalado que si no se producen corrientes anticiclón, las altas temperaturas van a avanzar más hacia la costa y la anchoveta va a emigrar a Chile. Ahora se encuentra dentro de las 10 millas”, enfatizó el dirigente.

Las corrientes anticiclón son fuertes vientos fríos que contrarrestarían las corrientes calientes provenientes de la onda Kelvin producto del fenómeno “El Niño”. “Si hay fuertes vientos y maretazos es sinónimo de que la anchoveta va a permanecer en nuestra millas marítimas”, aseguró Javier Castro, aunque agregó que la captura de anchoveta es escasa.

La actual temporada de pesca no ha sido auspiciosa. Según detalló el dirigente, de los dos millones y medio de la biomasa que está permitido capturar, a la fecha solo se han capturado 203.197 toneladas y Áncash solo registra 8 mil toneladas, ubicándose en el sexto lugar de descargas del ámbito nacional. (Deivis Castro)

Sidebar In

Sidebar 1