Las obras de prevención que ya deberían haber finalizado, aún se encuentran en ejecución.

Las obras de prevención ejecutadas desde diciembre del año pasado en la ciudad de Huarmey, tienen un avance de un 70 %. Sin embargo, no son suficientes para soportar la llegada de un próximo fenómeno del Niño Costero, así lo afirmó el presidente de la Junta de Usuarios Huarmey, Víctor Rojas Alburqueque.

Para el dirigente agrario, el Estado no ha aprendido la lección del anterior fenómeno del Niño Costero de 2017, pues ya pasaron dos años del desastre y el estudio del Plan Maestro de Reconstrucción para el río Huarmey no ha finalizado.
“El proceso de reconstrucción debió ser inmediato. Los estudios de los ríos debieron comenzar hace tiempo y ahorita ya deberían estar ejecutándose. Lamentablemente, seguimos con más obras de prevención que son momentáneas, que con la llegada de un fenómeno, no serán suficientes para soportarlo”, declaró.

En tanto, las obras de emergencia para este verano, dispuestas por el ministro de Agricultura y Riego, Gustavo Mostajo Ocola, aún no han concluido. “Ahorita están terminando los trabajos de El Arenal, con el apoyo de la región que ha enviado dos excavadoras y un volquete, y la municipalidad (provincial) también ha asumido su compromiso y ha contratado una excavadora y un volquete. Lo que falta concluir es en el sector El Arenal, pues faltan 1500 metros de roca al volteo en ambas márgenes y en unos 20 días se deben estar concluyendo”, puntualizó el dirigente huarmeyano.

Aumento del caudal generó pánico

Por otro lado, el aumento del caudal del río Huarmey alertó a la población. “El caudal había aumentado hasta en unos 60 cubos (metros cúbicos por segundo) los días viernes y sábado, pero hoy, ya se encuentra con un caudal de 12 cubos, no alarmemos a la población pues el cauce ya bajó”, aseguró Víctor Rojas.

Sin embargo, para febrero se espera la inminente llegada de lluvias para el litoral costero. Rojas señaló que el río Huarmey tiene una caja hidraúlica de 14 metros cúbicos que en el desastre de 2017 fue insuficiente para soportar todo el volumen que fue de unos 300 cubos aproximadamente.
“La sicosis que atraviesa la población en general es terrible, apenas aumenta el agua en ese río y la gente ya está alarmándose”, puntualizó.

(Redacción El Ferrol)


Sidebar In

Sidebar 1