El postulante de Somos Perú se impone al candidato de El Maicito por 44 222 votos, al 99.90 % de actas procesadas por la Onpe.

Áncash ya tiene a su virtual gobernador regional. Se trata del candidato por el partido democrático Somos Perú, Juan Carlos Morillo Ulloa, según los resultados de las actas procesadas al 99,90 % de la Oficina Nacional de Procesos Electores (Onpe).

Juan Morillo, de 38 años de edad e ingeniero civil de profesión, se impuso con un total de 220 065 votos (55,58 %) mientras que su opositor, el candidato por el Movimiento Independiente Regional Maicito, Juan Rebaza Carpio, obtuvo 175 843 votos (44,42 %).

Asimismo, al conteo actual, los votos blancos suman 30 210 mientras que los votos nulos 174 835.

A LA SEGUNDA

Esta es la segunda vez que el candidato por Somos Perú postula al sillón regional de Áncash, en 2014 obtuvo una tremenda derrota, pues su nombre no se asomó ni al tercer lugar. Este año el resultado fue distinto. Tras pasar a una segunda vuelta electoral, se impuso notablemente con un 55,56 % frente a su oponente de El Maicito.

Al promediar las 4:30 p.m. de ayer, según fuentes extraoficiales de sus personeros de Chimbote, Huaraz y otras provincias, Juan Carlos Morillo ya se imponía frente a su opositor y celebraba anticipadamente en su local de campaña.

PERFIL Y PROPUESTAS

Lamentablemente, Áncash se ha carectizado por tener representantes con condenas judiciales y de esto no se libra el virtual gobernador regional.

La primera condena de Morillo se remonta al año 2013. Aquella vez lo sentenciaron a tres años de prisión suspendida por el delito de libramiento de cobro indebido. Además, fue demandado por su exesposa y madre de sus dos hijos en el proceso de pensión de alimentos ante el juzgado de Paz Letrado de Nuevo Chimbote en 2015.

Por otro lado, en su hoja de vida presentada ante el Jurado Nacional de Elecciones, Morillo señala que es gerente de la empresa minera JJM Minería y Construcción SAC; esta compañía formó parte del Consorcio San Bartolo, firma que tuvo a su cargo la construcción del canal integrador Santa-San Bartolo, obra que dejó abandonada.

En cuanto a las promesas, Morillo prometió: la culminación del Proyecto Especial Chinecas, la construcción e implementación de los hospitales La Caleta y Víctor Ramos Guardia, disminuir la tasa de desnutrición al 4% con programas sociales y la recuperación de la bahía El Ferrol, entre otros.

(REDACCIÓN EL FERROL)

Sidebar In

Sidebar 1