Los dos candidatos a la gobernación repitieron las propuestas ya conocidas y también el afán por desacreditar a su contendiente.

Siguieron los ataques. Los candidatos al Gobierno Regional de Áncash (GRA) Juan Santos Rebaza Carpio, de El Maicito, y Juan Carlos Morillo Ulloa, de Somos Perú, se recordaron las partes feas de su pasado durante el debate organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

El debate, realizado el último jueves 29 en la Cámara de Comercio de Huaraz, fue transmitido en vivo por el portal web del JNE.

La confrontación de ideas —y en este caso también de ataques— estuvo compuesta por seis bloques: visión de la región; regulación ambiental y manejo de recursos naturales; educación y desarrollo humano; fortalecimiento de sectores: agrario y pesquero en la región; respuesta a dos preguntas del público sobre “Salud y bienestar social” y “Lucha contra la corrupción y rendición de cuentas”; y un mensaje final.

PROPUESTAS AL AGRO

Algo en lo que coincidieron ambos candidatos es que hablaron en forma bastante superficial de sus propuestas en cada tema planteado y no ahondaron en el cómo harán lo que ofrecen.

En cuanto a los sectores agrario y pesquero, Juan Rebaza dijo que de llegar al gobierno regional se aprovecharán las aguas del río Santa y se dará un valor agregado a los productos agrícolas para dejar de exportarlos como materia prima, para lo cual se contactará al comprador final con el proveedor. Acotó que se defenderá a la anchoveta de las cinco millas por sus altos nutrientes.

Sobre los mismos tópicos, Juan Carlos Morillo manifestó que de llegar al GRA generará trabajo para los agricultores con el programa Sierra competitiva, realizando represas, canales y sistema de riego para mejorar la agricultura; y ejecutará Chinecas con bocatoma única. En cuanto a la pesca, dijo que exigirá al gobierno central las facultades hasta las diez millas marinas.

OTRAS PROPUESTAS

En cuanto a la visión de Áncash al 2022, el candidato por El Maicito indicó que trabajaría junto al plan del bicentenario para reducir la violencia contra las mujeres, reducir el desempleo y devolver la confianza limpiando la corrupción. En el sector educación planteó implantar la tecnología en los centros educativos comprando pizarras digitales e implementando los comedores escolares.

Mientras que el aspirante de Somos Perú habló de articular el turismo con 1000 kilómetros de carretera comprometiéndose a que Áncash recibirá 500 000 turistas para el año 2022, lo que generará aproximadamente 600 millones de soles de ingresos reduciéndose la pobreza y el desempleo.

ATAQUES

Algo que fue una constante en este debate han sido los puyazos. Morillo le recordó a Rebaza haber sido el ministro pesquero en el peor gobierno de Alan García —algo que ya le ha reprochado antes— y le increpó no haber hecho presión política cuando el gobierno aprista priorizó el proyecto Chavimochic sobre Chinecas.

Por su parte, Rebaza resaltó siempre que su hoja de visa no tenía sentencias como las de otros —en alusión a la condena por violencia familiar de Morillo— y hasta cuestionó el supuesto poco ahínco que el candidato de Somos Perú puso a sus estudios universitarios.

(REDACCIÓN EL FERROL)

Sidebar In

Sidebar 1