Juez resolvió compensar el tiempo en que las pesquisas fueron interferidas por los procesados.

El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte del Santa determinó -esta tarde- que la investigación preliminar contra el presidente regional César Álvarez Aguilar y los otros seis implicados en el caso La Centralita, debe continuar por cinco meses y 28 días más, es decir, hasta el 6 de noviembre.

El juez titular Richard Concepción Carhuancho no aceptó el aplazamiento del caso por ocho meses que la Fiscalía Anticorrupción había solicitado para continuar con las investigaciones por el presunto delito de asociación ilícita para delinquir en contra del titular ancashino y seis personas más incluidas en el sonado proceso.

Durante la audiencia que inició a las 3 de la tarde, el magistrado fundamentó que aún no concluye el plazo de investigación que se abrió el 23 de marzo de 2013 contra los ‘comandos’ imputados. Por ese motivo, decidió compensar los casi seis meses durante los cuales el Ministerio Público (MP) fue impedido de realizar las investigaciones respectivas a causa de las medidas planteadas por los defensores de los imputados.

Las interferencias de los investigados empezaron en junio del año pasado cuando Álvarez logró que no se le investigara por el delito de peculado gracias a un habeas corpus. Hasta entonces, solo habían transcurrido dos meses y ocho días del inicio de las pesquisas, motivo por el cual la reposición del plazo para cumplir los 8 meses que, en su momento, solicitó el MP, cobró validez para el juez.

A las 5:15 p.m., el magistrado concluyó la audiencia en la que especificó que desde hoy corre el plazo complementario de las investigaciones hasta el 6 de noviembre próximo.

La defensa de los siete imputados apeló la resolución del magistrado. En adelante tienen tres días hábiles para formalizar su medida.

En este caso, además de Álvarez son investigados los comunicadores Nelson Vásquez Baca, Sandor Renilla Horna, Juan Espinoza Linares y Rosa Olivares de la Cruz; además del exasesor de imagen del titular ancashino Jorge Burgos Guanilo y el extrabajador de "La Centralita" Juan Carlos Barrios Ávalos.

"La Centralita" es el presunto centro de interceptación telefónica que la gestión de Álvarez habría montado para espiar a sus adversarios políticos, así como para planear campañas de demolición en contra de tales opositores. Para este fin -en dicho local- se habría pagado sumas de hasta cinco mil nuevos soles a los periodistas citados. (Deivis Castro)

¿Cuáles siguen siendo los puntos débiles de los candidatos presidenciales a menos de un mes de la segunda vuelta?. Según la última encuesta nacional de Ipsos Apoyo, para un 50% el candidato Ollanta Humala tuvo participación en el ataque a la comisaría de Andahuaylas que en el 2005 encabezó su hermano Antauro, preso en Piedras Gordas por este hecho.

Un 54% también afirma que el líder de Gana Perú liberará a su hermano y un 47% que seguirá el modelo autoritario del gobierno de Hugo Chávez en Venezuela.

En el caso de Keiko Fujimori, un 45% considera que ella apoyó a Vladimiro Montesinos y otro 45% que respaldó la manipulación de la prensa durante el gobierno de su padre Alberto Fujimori. Mientras que un 60% cree que Keiko apoyó la cuestionada segunda reelección de su progenitor.

El punto a favor de la candidata de Fuerza 2011 es que un 51% opina que -a diferencia de su padre- un eventual gobierno suyo será más democrático.

La encuesta se hizo por encargo de América Televisión entre el 30 de abril y el 6 de mayo del 2011, con un nivel de confianza del 95%.

Sidebar In

Sidebar 1