Carrera tuvo gran demanda por unos seis años. Hoy está afectada por paralización de obras.

Un grupo de ingenieros de Chimbote se ha visto obligado a emigrar a otras ciudades del norte en busca de trabajo ante la paralización de las obras públicas en esta región, aseveró el decano del Colegio de Ingenieros, Hugo Rojas Rubio.

Refirió que desde agosto pasado, los profesionales de la ingeniería se vieron en la necesidad de salir en busca de trabajo, a consecuencia de las continuas paralizaciones de las obras del Gobierno Regional de Áncash (GRA).

La mayor incidencia de migración se encuentra en los rubros de Civil, Mecánica, Agrícola y Eléctrica. Así, unos 170 ingenieros, aproximadamente, según Rojas habrían partido en busca de oportunidades. El decano lamentó que los ingenieros se encuentren en esta situación, pues recordó que apenas hace seis años empezó el apogeo de dichos profesionales e incluso llegaban de otras ciudades en busca de trabajo a Chimbote.

“El índice de empleo para los ingenieros ha bajado y esto ha provocado que migren a La Libertad, Cajamarca y Tumbes. Eso (el desempleo) también significa que otras actividades económicas se perjudiquen; la ferretera es una de ellas”, puntualizó.

Aunque evitó dar nombres, Rojas Rubio también aseveró que existen universidades privadas que imparten la carrera de Ingeniería Civil de modo “deficiente”. Cuestionó la calidad y la metodología de las casas de estudios.

“La Ingeniería Civil es la carrera preferida por los jóvenes e incluso por sus padres y, ante esa demanda, las universidades privadas están degradando la carrera brindando una formación deficiente”, criticó el decano, quien advirtió que las “facilidades” que otorgan las universidades privadas pueden saturar el mercado de esta profesión. (Deivis Castro)


Sidebar In

Sidebar 1