La viuda de Wilson Cisneros Cabos teme que el cuerpo de su esposo sea enterrado como “NN”.

 

A través de una red social, Soledad Saavedra Roja, viuda del héroe chimbotano de la Guerra del Cenepa, Wilson Cisneros Cabos, pidió a las autoridades peruanas que los restos de su esposo sean reconocidos de una vez.

A través de su cuenta de Facebook, Soledad Saavedra informó que en junio de 2018 se lograron recuperar los restos de su esposo y llevarlos hasta Lima para los estudios correspondientes, pero hace siete meses el Ministerio Público no da una respuesta y teme que sea enterrado como un soldado desconocido, un “NN”.

En la Guerra del Cenepa murieron miles de soldados peruanos. Según El Comercio, falta recuperar 12 restos que todavía permanecen en el lugar de combate. Algunos de estos cuerpos están rodeados por minas que fueron dejadas allí durante el conflicto armado; uno de esos cadáveres era el de Wilson Cisneros Cabos, integrante del Batallón Comando 19.

En junio de 2018, después de la lucha constante de Soledad Saavedra, el cuerpo de un soldado fue hallado y se trataría del héroe chimbotano. Luego, por orden del Ministerio Público, fue llevado al Instituto de Medicina Legal para su identificación y desde hace siete meses no hay resultados de los estudios.

“Es duro decirlo, pero tuve que luchar 23 años para recién ver el féretro con sus restos, realmente un logro realizado por los desminadores del Ejército. Pensé que por fin había llegado el final, pero no fue así, porque los restos fueron llevados a la morgue por orden de la fiscalía para los estudios correspondientes y desde hace siete meses cada vez que voy al Ministerio Público, me dicen que aún no hay resultados, a pesar de que todas las evidencias apuntan a que son los restos de mi esposo. (…) me dijeron que si seguían demorándose en determinar la identidad, iban a sugerir para que lo entierren como un soldado desconocido, porque en la morque ya no hay espacio”, escribió en su cuenta la viuda de Cisneros.

Wilson Cisneros Cabos falleció el 3 de febrero de 1995, durante el conflicto armado entre Perú y Ecuador, tras quedar herido por pisar una mina en Tiwinza. Desde entonces, su esposa Soledad Saavedra ha luchado para que su cuerpo sea recuperado y enterrado con una ceremonia fúnebre como corresponde.

“Nosotros llevamos 24 años y aún no podemos darle cristiana sepultura. Cuando Wilson murió pensé que iba a morir, pero me tuve que sobreponer porque tenía una razón muy grande para vivir que era mi pequeño hijo de tres meses de nacido”, relató Soledad en su carta pública.

HÉROE CHIMBOTANO

Wilson Cisneros Cabos vivía en el jirón Ica n.° 440 del pueblo joven Miraflores Bajo Zona I, en Chimbote. Estudió en el colegio San Pedro.

Tras permanecer muchos años olvidada en un almacén municipal, luego de ser sacada de manera abrupta de la avenida José Gálvez en 2009, la estatua Wilson Cisneros fue rescatada y colocada en la berma central de la tercera cuadra de la avenida José Pardo el 22 de febrero de 2017. En la ceremonia de colocación participaron sus padres y un tío suyo.

(Redacción El Ferrol)


Sidebar In

Sidebar 1