Reflexiones en torno a un histórico problema ciudadano convertido en cáncer nacional

Augusto Rubio Acosta

La ética, ciencia que tiene por objeto de estudio a la moral y la conducta humanas, se ha convertido en una palabra casi inexistente en Chimbote. En el puerto ya casi nadie sabe qué cosa es buena o qué otra cosa es mala, si alguien es respetable o corrupto, leal o indigno; finalmente, el ser consciente o no de la ética es un problema que a muy pocos importa en la ciudad donde vivimos. La valoración moral de las personas, acciones o situaciones es la misma que guía nuestro comportamiento.

El conjunto de normas morales que rigen la conducta de los habitantes de Chimbote necesita ser estudiado. En esta entrevista un breve acercamiento y algunas propuestas a ser analizadas desde la ciudadanía.