Increíble: Cortez y Espinoza absueltos porque dinero “fue bien invertido”

Para fundamentar la absolución, la Sala apeló al principio jurídico de “La duda favorece al reo”.

(Chimbote, 31/05/16).- El alcalde de la Municipalidad Provincial del Santa, Julio Cortez Rojas, y su antecesora Victoria Espinoza García, actualmente prófuga, fueron absueltos de la condena a cuatro años de cárcel que pesaba contra ellos por el delito de malversación de fondos, ilícito en el que supuestamente incurrieron el año 2010 y por el que fueron sentenciados en diciembre de 2015.

La Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa, integrada por Linda Vanini Chang, Carlos Maya Espinoza y Niczon Espinoza Lugo, concluyó que Cortez y Espinoza desviaron arbitrariamente un dinero que no era peculio del municipio sino del Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento, y los usaron para fines distintos a los programados, pero consideró que el recurso monetario “fue bien invertido” y por ello los absolvió.

Los detalles

El dinero “bien invertido” (en parques, complejos deportivos e infraestructura de dos colegios) asciende a más de dos millones 900 mil soles, monto que fue el excedente del presupuesto que otorgó el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento para obras de agua y desagüe en cinco sectores de Chimbote. De acuerdo al convenio que dio pase a esas obras, el saldo tenía que ser devuelto.

Tras sostener que el dinero “fue bien invertido”, la Sala Penal consideró que la desviación de los casi tres millones de soles (en 2010) no generó ningún perjuicio al Estado, sino más bien favoreció a la educación, al deporte y al medio ambiente. La instancia judicial aseveró que dichas sectores constituyen, también, un derecho fundamental al igual que el acceso al agua, servicio para el que el dinero iba dirigido originalmente.

En dicho contexto, la Sala arguyó que les quedaba la duda si en realidad Victoria Espinoza y Julio Cortez actuaron en perjuicio del Estado, y en base al principio jurídico de “La duda favorece al reo”, optaron por absolver a los procesados. Adicionalmente, anularon las órdenes de inhabilitación y reparación civil, así como la orden de captura que pesaba contra la exalcaldesa actualmente prófuga de la justicia.

Los jueces también alegaron, en la motivación de su sentencia, que el Ministerio de Vivienda no exigió la rendición de cuentas, concluidas las obras de saneamiento.

Cabe precisar que tanto para el Ministerio Público así como para el juez de primera instancia –David Agilar Ponce, titular del Primer Juzgado Penal Unipersonal– que emitió la condena, el delito se consumó desde el momento que el dinero fue desviado a obras distintas a las que estipulaba el convenio con el Ministerio de Vivienda (proyectos de saneamiento) sin justificación alguna, independientemente del tipo de obra ejecutada.

El Ministerio Público y la Procuraduría Anticorrupción, representadas por la fiscal decana Nancy Moreno Rivera y Richard Asmat Urcia, respectivamente, aseveraron que elevarán un recurso extraordinario (de casación) ante la Sala Suprema (Lima) para revertir la sentencia.

El dato

A Cortez le restan otros dos procesos judiciales: el denominado caso de los semáforos “inteligentes” y el caso Nehalem, ambos en etapa de juicio oral.

(Deivis Castro)