Agrarios del valle Santa Lacramarca se unen para cultivar banano orgánico

Crean asociación y su objetivo final es convertirse en una empresa exportadora de frutas.

(Chimbote, 22/01/18).- Cada vez más productores agrarios del valle Santa Lacramarca se animan a incursionar en nuevos cultivos con un margen de ganancia mayor, a pesar de que requieren también de más cuidado. Ese es el caso de la nueva Asociación de Productores Orgánicos de Frutas Tropicales.

Esta asociación tiene a la fecha 24 socios y está en proceso de alcanzar su constitución formal. Su primer presidente es Tomás Cárdenas Cahuana, quien asegura que la meta de este emprendimiento es el mismo que el de la mayoría de sus colegas: alcanzar la llamada “reconversión agraria”, es decir dejar de sembrar los productos tradicionales por otros de mayor demanda en el mercado extranjero y, por ende, de mayor valor monetario.

“La pretensión es ser exportadores de un producto orgánico (…). El objetivo es convertirnos una gran empresa exportadora; exportar el banano y, de repente, otros frutos más, por eso estamos poniendo ‘frutas tropicales’, en este caso: mango, palta, maracuyá y granadilla”, refiere el presidente.

BANANO ORGÁNICO

El primer paso para el sueño de la agroexportación ha sido constituirse en una asociación y el segundo fue elegir el primer producto: el banano orgánico. A la fecha tienen ya sembradas 6 hectáreas, pero tienen proyectada la siembra de 65 hectáreas más.

“Algunos siembran con media hectárea, otros una, dos, tres… otros tienen hasta 11 hectáreas, es decir cada quién siembra de acuerdo a sus posibilidades (…) Esta es la primera vez en el valle Santa que ingresa el banano orgánico”, precisa Tomas Cárdenas.

Para tener completa seguridad del éxito de su producción, la asociación ha mandado a practicar análisis de suelo y de agua. Del primero ya tienen los resultados y éstos concluyen que el agua del río Santa es óptima para un cultivo de exportación.

En cuanto al análisis de suelo, las muestras han sido enviadas a un laboratorio de Trujillo y los resultados deben de llegar esta semana. La asociación envió muestras individuales de cada parcela que será utilizada para la siembra del banano.

El presidente señala que condiciones climatológicas del valle Santa Lacramarca son ideales para el banano, pues en algunas zonas se llega a los 27 y 28 grados centígrados, siendo el requerimiento de este producto un mínimo de 17 grados centígrados y un máximo de 35 grados centígrados.

“Incluso nos han propuesto sembrar en Macate que está a 2 mil metros sobre el nivel del mar y también se puede porque el clima es apropiado”, refiere.

SUMAS Y RESTAS

El costo de instalación de una hectárea de banano orgánico, asegura Cárdenas, “si se lleva bien y con todas las normas” tiene un costo que sobrepasa los 20 mil soles. Pero vale la pena. Este producto se vende en cajas de 18 kilogramos a 5.60 dólares siendo la producción promedio por hectárea de 1600 cajas, es decir casi 9 mil dólares en ingresos por hectárea.

Para su primera exportación, la asociación ya tiene firmado un convenio con otra asociación del norte del país. Aunque sus socios son entusiastas al considerar que dentro de un año, o tal vez antes, ellos mismos serán los exportadores directos de sus plátanos.

“En 10 meses ya vamos a tener la primera cosecha y ésta nos va a vislumbrar cuál es el negocio, en dónde debemos corregir y cuál es nuestra meta”, culmina Tomás Cárdenas.

(Redacción El Ferrol)