En Huarmey, si tú no vas a los libros, ellos van a ti… en mototaxi

Heber Ocaña y su familia, quijotes de carne y hueso que ponen su creatividad al máximo en el fomento de un hábito casi en extinción: la lectura.

JULIO DEDIOS F.

La creatividad para fomentar entre los niños el hábito de la lectura no conoce límites, sobre todo si se trata de promoverla sin necesidad de acudir a una biblioteca convencional. En una provincia como Huarmey, donde la inseguridad ciudadana, la violencia y los crímenes son pan de cada día, desde hace cierto tiempo se desarrolla un proyecto ejemplar que busca que los niños, de los sectores menos favorecidos, se dediquen a cultivar el hábito de la lectura.

El proyecto ‘Futura’, como lo ha denominado su creador, el poeta Heber Ocaña Granados, busca sensibilizar a los niños respecto al libro y hacer que todos los pueblos jóvenes y asentamientos humanos de Huarmey sean parte de este proyecto libresco que todos los sábados recorre la ciudad a bordo de una mototaxi.

LA VIDA POR UNA BIBLIOTECA

Para armar el proyecto y perseverar en el mismo no hizo falta tener un presupuesto elevado, tampoco personal especializado que se encargue de ello, bastaron la creatividad para dar un buen uso a los libros de la biblioteca personal de Ocaña y el apoyo incondicional de su esposa Regina Mariños Risco, y el que le proporcionan cada día sus hijos Ghandy y Jovaldo.
El proyecto Futura nació en 1999 bajo la denominación de Biblioteca Comunal Obraje, espacio cultural ubicado desde entonces en la plaza del asentamiento humano Santo Domingo. Para inaugurarla, Ocaña se sirvió de los 400 libros que adquirió durante su vida universitaria, cuando estudió la carrera de Lengua y Literatura.

“Aquí en Huarmey no existían bibliotecas y fue entonces que decidí abrir el local para darle utilidad a los libros. Este proyecto es familiar y no ha sido fácil mantenerlo, para seguir adelante tuvimos que pasar ciertas cosas. El objetivo del proyecto es que los niños tomen conciencia de lo importante que es el hábito de la lectura”, señala Ocaña.

En 2003, Heber decide viajar a España por razones económicas dejando la biblioteca a cargo de su cónyuge; sin embargo, un año después su esposa se vio obligada a cerrarla para dedicarse a la crianza de sus hijos.

Ocaña permaneció seis años en España y todos los años, durante sus vacaciones que pasaba en Huarmey, regresaba trayendo libros. En octubre de 2009 decidió regresar al Perú definitivamente y potenciar la biblioteca. Nuevamente el espacio cultural y comunal abrió sus puertas.

Un año antes, en 2008, Heber había logrado gestionar con Promolibro la entrega de 80 libros de cuentos, los cuales le fueron donados. “Todos los años venía de España en mis vacaciones y traía nuevos libros. En el 2008 empecé a gestionar donaciones con Promolibro, del Ministerio de Cultura. Así hicimos realidad la biblioteca. En octubre del 2009 regresé a Huarmey definitivamente y hasta ahora seguimos adelante con el proyecto”, afirma nuestro interlocutor.

LA BIBLIOMOTO

Ocaña nos contó que durante su estadía en Madrid, donde trabajaba como jardinero, observaba que unos vehículos llamados “Bibliobuses”, recorrían la ciudad promoviendo la lectura entre la ciudadanía.

Fue así que en el 2009, Heber Ocaña transformó su mototaxi en una “Bibliomoto” que hasta la fecha recorre la ciudad por diversos puntos, en especial por los pueblos jóvenes.
“En España trabajé de jardinero y envié cartas a fundaciones y a la embajada de Perú, para trasladar los libros que compraba en Europa y traerlos a Huarmey. Un día me llamó la embajada diciéndome que la ONG Coprodeli quería contactarme para traer mis libros; tenía muchos porque cada año compraba nuevos, los que se sumaban a otros que encontraba en los parques. En diciembre del 2000, por vía marítima, llegaron mis libros al Perú”, señala.

Algunos de los lugares que la Bibliomoto y la familia de Heber han recorrido son los anexos de Taica y Congón, ubicados a más de 10 kilómetros de la provincia de Huarmey. La Bibliomoto también ha llegado a Puerto Huarmey, a los asentamientos humanos 9 de Octubre, La Victoria, Miramar, Buena Villa, entre otros lugares.

EN LOS BARRIOS, CON LOS LIBROS SIEMPRE

Todos los sábados, la Bibliomoto sale a recorrer las calles y llega a un lugar determinado para iniciar su labor de aprendizaje con los niños. Allí Heber y su familia colocan sillas alrededor y ponen el alcance de los menores, cuentos y libros infantiles para que los niños escojan el suyo y empiecen a leer. Heber lee algunos cuentos y luego inicia una ronda de preguntas; así transcurre una tarde de lectura.

“Nosotros solicitamos donaciones de libros de cuento, poesía y rompecabezas. Los domingos atendemos en la Biblioteca Obraje. En la bibliomoto salimos con parlantes y los niños se acercan, nos detenemos en un lugar y ellos escogen sus libros. Les leo cuentos y les hago preguntas, y luego les regalo un calendario con las fechas históricas de Huarmey”, menciona Heber entusiasmado, mientras los pequeños se encuentran en plena lectura.

El proyecto Futura comprende la “Radio Futura”, cuyo programa se emite de lunes a sábado por la misma radio, la Bibliomoto que recorre la ciudad, la Biblioteca Obraje que abre todos los domingos y el Centro de Investigación, Información y Documentación de la provincia de Huarmey, que se ubica en el asentamiento humano Santo Domingo y donde se puede encontrar bibliografía sobre la historia de esta provincia.

UN PEQUEÑO POSIBLE SUEÑO

En octubre del 2014, Heber Ocaña aprovechó la presencia del presidente de la República, Ollanta Humala, en Huarmey, y entregó una solicitud a su secretaria solicitándole una motocarga para implementar el proyecto de la Bibliomoto.

En enero de este año, recibió un correo electrónico de la secretaría de Presidencia de la República, donde le comunicaban que su solicitud fue derivada a la Oficina Nacional del Gobierno Interior (Onagi). “En enero me pidieron una serie de requisitos. Falta la resolución de aprobación de la donación, con eso completaríamos un pequeño sueño que busca mejorar en los niños huarmeyanos el hábito hacia la lectura”, finalizó Ocaña.