Luis Luna: Estado debe replantear papel de Siderperú

Opina economista ante informe de Proinversión que avala inactividad de alto horno.

(Chimbote, 21/05/15).- Cuando Gerdau compró al Estado peruano las acciones de Siderperú en 2006, se comprometió a incrementar la capacidad productiva y laboral de la empresa, sin embargo la realidad al año 2015 es muy distinta. Para los chimbotanos, la transnacional ha incumplido sus compromisos, pero el gobierno de Ollanta Humala respalda a la firma extranjera.

En su edición mensual Nº 90, El Ferrol Chimbote compartió en exclusiva un informe de la Agencia de Promoción de la Inversión (Proinversión) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), del 30 de marzo de este año, en el que concluye que Gerdau ha cumplido los compromisos en su totalidad y sepulta así la esperanza del reencendido del alto horno de Siderperú.

(Puede ver aquí nuestro informe: Apagado con aval del Gobierno)

Desde que el alto horno fue apagado en 2008 la producción de acero se ha reducido en la planta de Siderperú (280 mil TM anuales que equivale al 35 % de lo que comercializa), lo mismo ha ocurrido con la fuerza laboral.

Para el exdecano del Colegio de Economistas de Áncash Costa, Luis Luna Villareal, aun cuando Siderperú cierra el año productivo, según dijo, en depreciación, la situación resulta rentable para Gerdau porque cierra plantas productivas de la empresa y evade el pago de utilidades, movimiento que le permite recuperar parte de su inversión.

La situación, sostiene Luna, le permite a la firma brasilera incrementar su capacidad exportadora al ingresar acero a Chimbote.

¿QUÉ HACER?

Luis Luna propone que El Estado debe repensar el objetivo que se pretende con Siderperú. Es decir —sostiene— si quiere que sirva para industrializar y economizar nuestro departamento o solo va servir a los intereses financieros de Gerdau, papel que a criterio del economista desempeña la siderúrgica local actualmente.

Señaló que la producción de Siderperú es importante para dinamizar el movimiento económico de la ciudad y la región porque representa –lo que en economía denominan­– una ventaja comparativa que supliría las necesidades de otras regiones que carecen de acero.

“Lo que yo tengo y no lo tienen otros debe ser aprovechado. Nosotros tenemos acero, lo que no tienen otras regiones del Perú y que lamentablemente no se sabe aprovechar. Ese es mi cuestionamiento, que no está insertado Siderperú en una política de estado para desarrollar industrialmente a nuestro país”, aseveró.

En términos económicos, dijo Luna, el departamento de Áncash no ha encontrado otro proyecto que supla a la industria siderúrgica y por ello la importancia de que esta recupere el papel protagónico de antaño.

(Deivis Castro)

(Foto de Luis Luna: Pallasca al Día)