Canal Pamparena: improvisando con el Presupuesto Participativo en Nepeña

El Presupuesto Participativo, instrumento de gestión creado para permitir una mayor participación de la población en las obras de los gobiernos locales y regionales, en la práctica no se cumple.

REDACCIÓN EL FERROL

(Nepeña, 31/01/17).- Todo empezó con un reclamo. El teniente gobernador del centro poblado San Juan, Francisco Romero Rodríguez, denunció a fines del año pasado que el canal de regadío San Juan Pamparena no había sido ejecutado en su sector, a pesar de que era una de las obras del Presupuesto Participativo 20016 del distrito de Nepeña.

La autoridad vecinal estaba en lo cierto. De acuerdo al Acta de Acuerdos y Compromisos del Presupuesto Participativo 2016, los participantes del taller de priorización de obras realizado el 18 de junio de 2015 en el auditorio de la Municipalidad Distrital de Nepeña, habían elegido tres proyectos para ser ejecutados el periodo anterior con un presupuesto total de S/ 1 300 000.

Las obras eran: “El mejoramiento de la prestación de los servicios de la posta médica municipal Santa Rosa del centro poblado San Jacinto” con un monto comprometido de S/ 250 000; “La ampliación del servicio de agua potable y alcantarillado del centro poblado Huacatambo y Ampliación Huacatambo” por un monto de S/ 500 000; y “La ampliación del sistema de riego de San Juan Pamparena” por un monto de S/ 380 000.

Ninguno de esos proyectos, que debían ser financiados con dinero del canon y sobre canon minero, se hizo. ¿Por qué? Según el alcalde de Nepeña, Manuel Figueroa Laos, el dinero no alcanzó.

“Cuando elaboramos el presupuesto participativo no sabemos con exactitud cuánto nos va a llegar. Tenemos que hacer una proyección de que al menos vamos contar con la misma cantidad. El año 2015 fueron 4 millones, el año 2016 hubo un déficit de 1 millón”, explicó.

Al bajón que sufrió la transferencia del canon, señaló Manuel Figueroa, se sumó otro problema: la deuda de un millón y medio de soles “en obras, perfiles y mantenimientos” que le dejó la gestión anterior y que su administración se vio obligada a pagar usando dinero del canon porque eran proyectos de inversión.

Todo eso, argumentó el alcalde, hizo que de los 3 millones de soles que la municipalidad de Nepeña recibió por canon y sobrecanon el año 2016, solo quedó un saldo de S/ 700 000. Una cantidad insuficiente para cumplir con las obras del Presupuesto Participativo.

Manuel Figueroa Laos, alcalde de Nepeña.

En el caso específico del canal Pamparena, el alcalde dijo que ni siquiera ese saldo de S/ 700 00 le alcanzaría porque esa obra costaba más del doble. “Cuando ellos (el pueblo) se presentan se pensaba que el valor de la obra era máximo S/ 400 000, pero al momento de elaborar el estudio de inversión, que es el perfil, se determina que el monto es superior a S/ 1 600 000, entonces los S/ 380 000 que ha sido destinado no alcanzaría para hacer ni la mitad del canal de 4 kilómetros y medio”, mencionó.

No obstante, Figueroa Laos indicó que, en su afán de cumplir con el pueblo, la municipalidad elaboró el perfil y el expediente técnico del canal y los presentó al programa Trabaja Perú, ente estatal que ha ofrecido ejecutar la obra, pero solo la mitad (2 kilómetros) y por un costo de S/ 602 000. Dijo que eso lo comunicó al Comité del canal San Juan Pamparena.

Aseguró que hasta la quincena de este mes esperará a que el programa inicie la obra, de lo contrario su administración asumirá la construcción a lo que le alcance el dinero, pues deberá elaborar otros estudios porque los anteriores fueron hechos específicamente para el programa estatal que maneja costos menores en mano de obra.

Hugo Marquezado Coronado, facilitador de procesos del Presupuesto Participativo en varias municipalidades provinciales y distritales, encontró varias fallas en el manejo del PP 2016 por parte de la Municipalidad Distrital de Nepeña.

Para empezar, dijo no entender cómo los técnicos de la municipalidad de Nepeña calcularon con tan poca pericia los recursos con que se iba a contar el PP el año 2016, si ese monto se calcula siempre sobre la base de un techo presupuestal que entrega con anticipación el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a los gobiernos locales y regionales.

“Y si el canon se redujo, lo que es cierto, pues tampoco es algo tan dramático porque esas proyecciones se conocen desde el año anterior. Lo que ha pasado ahí es una falta de previsión y escaso manejo de estadísticas de la Gerencia de Planificación y Presupuesto; es una falta de proyección de los recursos”, comentó.

Pero lo que sí le escandalizó fue la manera tan garrafal en que en equivocaron en calcular el costo del canal Pamparena (estimaron que sería S/ 380 000 y terminó siendo S/1 600 000). “¿Cómo puede ser que el gerente de Obras tenga gente tan inepta que no sepa calcular un presupuesto. Puede haber una diferencia más menos de 10 % entre lo estimado y lo real, pero no del 100 %; eso es escandaloso, es absurdo. El alcalde tendría que botar a toda esa gente”, opinó.

En cuanto a la decisión del alcalde de no ejecutar el canal Pamparena porque se había calculado mal el costo del proyecto y por la baja del canon, Marquezado Coronado dijo que ese cambio debía ser conocido por el Comité de Vigilancia del PP 2016 de Nepeña y si no lo estaba —el presidente Jorge Tejada Marina confirmó a este periódico que ninguno de los cinco miembros estaba enterado— era una falta de los mismos ciudadanos por desconocer sus funciones.

Jorge Tejada Marina, presidente Comité de Vigilancia del Presupuesto Participativo 2016 de Nepeña.

“El Comité de Vigilancia no está pintado en la pared, debe tener el cronograma de ejecución y ser avisado cuando se producen modificaciones en el PP. El Comité de Vigilancia y el Consejo de Coordinación Local deben participar en las sesiones de concejo (…) Aquí hay una falla de la sociedad civil y de la municipalidad por no dar las facilidades para que la primera participe”, expresó.

Remató indicando que para arreglar este mal manejo del PP, el Comité de Vigilancia y el Consejo de Coordinación Local debían pedir una audiencia de rendición de cuentas al alcalde para que informe sobre la obra. “La ley es clara y les asisten derechos a la transparencia y el desarrollo de capacidades de fiscalización”, finalizó.

DATO EXTRA

* Hugo Marquezado participó el año 2003 en la formulación de la ley del PP y facilitó muchos procesos de PP y de Planes de Desarrollo Concertado en municipalidades de Áncash, incluyendo a Chimbote, Nuevo Chimbote, Casma, Huarmey y otras.